¿Qué pretende este blog?

Mi blog pretende realizar una crítica, lo más completa posible, de los principales hoteles europeos, así como proporcionar instrucciones y usos de protocolo y buenas maneras tanto a los profesionales del sector como a los huéspedes de los establecimientos. Como se observa, todo está basado en la independencia que me caracteriza, no perteneciendo a ninguna empresa relacionada con este mundo. Soy un consultor independiente. Personalmente he visitado cada uno de los locales de los que hablo en este blog.
Es mi capricho, del que llevo disfrutando varios años y quiero poner mis conocimientos y opiniones a disposición de todo aquel que quiera leerlos.
La idea surgió al no encontrar nada en la red - ni siquiera en inglés - sobre auténticas críticas de hoteles, al margen de comentarios de clientes enfadados que "cuelgan" sus quejas en distintas webs como un simple "derecho al pataleo" sin intento alguno de asesorar, construir o mejorar.
Muchas gracias por vuestra atención y colaboración.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

La propina. Cuándo, cuánto, a quién. Manual del turista educado. 2ª entrega.




Como definición, podríamos decir que la propina es una cantidad de dinero que se entrega a cambio de un servicio bien hecho. Por favor, téngalo muy en cuenta. No se trata de un pago, eso son otros menesteres.
Continuando con su definición, la propina -dentro de un hotel- se da al personal que posee (y entiéndase muy bien lo que quiero decir, porque todos los trabajos son igualmente honrosos) una dedicación menos noble. Sobre todo a los botones que, sin duda -nunca me cansaré de decirlo- son, junto a las camareras de las habitaciones- los que verdaderamente tienen el peso del negocio en su labor. Sin ellos no existirían los hoteles o, mejor dicho, los buenos hoteles.

Precisamente por lo comentado anteriormente, la propina NUNCA debe ser una donación caritativa ni altruista por lástima o pena por el trabajo al que se dedica la persona que la recibe. La propina no es una limosna como la que se le da a un mendigo a la puerta de una iglesia. Quien así actúa es un orgulloso nuevo rico o un arrogante maleducado que no tiene ni idea de las reglas elementales de urbanidad y buenas maneras.

Nunca daremos una propina por quedar bien, eso sólo lo hacen los horteras y adinerados sin clase. Ni siquiera la daremos por cortesía. La propina se da por un servicio bien hecho. Por tanto, si el servicio ha sido una chapuza es de imbéciles entregarla.

Es cierto que hoy en día, se ha perdido la práctica de esta costumbre. Vamos a intentar profundizar en algunos matices.

Destinatarios de la propina.

Siguiendo con lo que indicaba anteriormente podemos afirmar que los destinatarios de la propina son botones, personal del "concierge", personal del restaurante, cafetería o bar. También personal de servicios como el Spa.
Nunca daremos propina a un Jefe de Sala de restaurante o recepción, chefs o cualquier personal del hotel que ocupe un puesto directivo o tenga personal laboral a su cargo.

Momentos donde corresponde dar propina.

Al botones, en el momento de la entrada cuando nos deja el equipaje en la habitación o a la salida del hotel; al personal del "concierge" al final de nuestra estancia. Si no se encuentra la persona a la que queremos hacerle entrega de la propina, se la dejaremos en un sobre cerrado a su nombre. En el sobre debe indicar también nuestro nombre y número de habitación. A los camareros, al final de nuestra comida.
Al resto, utilizaremos el sentido común. Está claro que es de muy mal gusto ir a "troche y moche" impartiendo propinas como si fueran bendiciones. Además, no solemos ir con dinero debajo del bañador o en el bolsillo del albornoz. La propina sólo se da una vez. Hace tiempo, en un resort mediterráneo, observé a una persona que se sacaba del bañador un billete para entregarlo como propina al camarero del bar de la piscina. Pueden imaginar la cara que puso el camarero imaginándose qué parte del cuerpo del caballero había rozado el billete. Yo me hice otra pregunta: ¿Dará alguna más? Hay gente para todo.

Tipos de propina y su cuantía. 

La cuantía de la propina depende, en primer lugar de la capacidad adquisitiva de la persona que la entrega. Si es usted un asalariado con un sueldo medio actuará como un cateto despilfarrador si entrega cincuenta euros.
También depende de la generosidad y desprendimiento (ojo, no es limosna). Es decir, un jeque árabe que pone 5 euros de propina al encargado del "concierge" que le ha ayudado a conseguir dos helicópteros y siete limusinas, es un rácano y un miserable.
Nunca daremos monedas sueltas de fracciones de euro y, a ser posible, siempre entregaremos billetes. Si damos 50 céntimos de euro de propina nos exponemos a que nos la tiren a nuestra cara, mejor dicho a nuestra caradura. No, ningún botones educado hará eso; ahora bien, seguramente algún familiar nuestro difunto se retorcerá en su tumba por lo que piensa de él en ese momento.
No nos equivocamos, por tanto, si diferenciamos tres tipos de propina:

- La propina miserable: Es la de los cincuenta céntimos de euro o la del jeque árabe.

- La propina ostentosa: Es la del asalariado medio que porque le sirven un martini pone 50 euros.

- La propina ponderada: Es la del que utiliza el sentido común. Es la más inusual.

12 comentarios:

  1. Distinguido Alfredo:

    No puedo más que estar de acuerdo con usted en su magnífico post, sin embargo, lo de propina "ponderada" es muy arriesgado. En el caso de los servicios de un hotel, puede estar más meridianamente claro, pero ¿qué hay de los restaurantes? ¿Cuándo se trata de una propina ponderada?

    ResponderEliminar
  2. Distinguido lector anónimo de 15 de septiembre:
    Gracias por su comentario. En caso de duda, lo mejor es acudir al sentido común, que es el menos común de los sentidos. Hay una regla -que no me parece mala- para la propina en restaurantes, cuyo importe asciende al diez por ciento del valor total de la factura. Posiblemente le pueda servir. Para lo que estime, continúo a su disposición.

    ResponderEliminar
  3. Esta es una pregunta, ¿porque recepcion no de recibir propinas?

    ResponderEliminar
  4. Amigo Anónimo de 17 de agosto. Si su pregunta es si el personal de recepción no debe recibir propinas, mi respuesta es que cualquier persona que trabaja en un hotel nunca debe rechazar una propina salvo que sea una norma escrita por la dirección del hotel (y no comprendería que se dictara). Quien considere la propina como limosna, ni tiene ni idea de lo que es una propina ni creo que sea la hostelería el sector donde desarrolle su faceta laboral.
    Otra cosa es si el huésped debe entregar propina a los miembros de recepción. Si bien es cierto que no es una práctica muy utilizada y no estamos hablando del director del front office, no veo porqué no se debe entregar. Imagine que ese empleado nos ha hecho una entrada rápida, cordial, incluso nos ha acompañado a la habitación -como a veces sucede-, nos han upgreado a una categoría superior de habitación. Pues en agradecimiento a esos extras -que no es tarea exactamente propia de ese trabajador- (y estoy hablando muy genéricamente), pienso que es correcto entregar propina.
    Espero haber respondido a su pregunta que no he llegado a entender del todo.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. soy trabajadora de cocina en un prestigioso hotel de Bogota y no se como repartieron la propina los directivos lo cierto es que los meseros ganan el doble y ni hablar de la gente de banquetes los meseros ganan casi el triple y el jefe cinco veces mas en propina que el personal de cocina sentimos que nuestro trabajo no es valorado que opinion tiene usted de este comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada amiga de Bogotá.
      Lamento lo que me dice en su comentario. Mi opinión es justamente la contraria. Teniendo en cuenta que cualquier trabajo es igualmente honroso, en cuestión de propinas, de no ser repartida a escote entre todos, debe ser administrada inversamente proporcional a la categoría del puesto de trabajo que se ostenta en un hotel. Otra cosa es el salario.
      Gracias por su comentario y espero que en breve, cambie ese repartimento.
      un saludo,

      Eliminar
  6. Hola:no se a lo que se refiere en lo de servicio de Concierge.Yo soy lo que se dice en España Conserje de noche,y la verdad es que en cuanto se refiere a propinas,en 8 años,de risa lo que me han dado los clientes-hablo de quizas 10.- euros en 6 meses de temporada,y luego el "reparto" que hacen cada mes para la recepcion,a mi me toca en un mes algo menos de lo que reparten al ultimo camarero en llegar en una semana.No se lo que hacen los conserjes de noche en otros sitios,pero yo hago de botones,recepcionista,camarero,vigilante,traductor,contable y otras cosas asi como van saliendo.

    ResponderEliminar
  7. Vamos, que nadie dice cuanto hay que dar... Para eso no abras el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimados jose y ainara,
      Lo que no hay que dar es por saco.
      Abro el post porque me sale del mismísimo.
      Encantado y para lo que necesiten.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Buenos días Alfredo, disculpe por la “confianza” de mi entrada, pero es que tras leer uno tras otro parte de los escritos que forman parte de su Blog, considero que puedo permitirme viendo sus respuestas cierta licencia, de no ser así disculpe mi atrevimiento.

    La verdad es que la duda que me surge es un poco “particular”, tras visitar durante mas de 8 años las mismas instalaciones, la confianza, complicidad y “familiaridad” que vamos adquiriendo con parte del personal del hotel, no complica mucho el tema de las propinas, siempre nos tratan de una manera EXQUISITA, tanto el personal de recepción, camareras de piso, personal de restaurantes, dirección… etc. etc. y considero que en muchas ocasiones extralimitándose de sus obligaciones.

    La cuestión es que tras mucho comentarlo con mi mujer en mas de una ocasión siempre quisimos tener detalles con parte de dicho personal, el tema de dar dinero, pues aun siendo lo correcto nos parece “frío”, sobre todo con personas que llevas viendo tantos años y adquieres esa confianza, así que se nos ocurrió gastar ese dinero llevando bombones o “set” de perfumería (estamos hablando de primeras marcas por supuesto, Chanel, Lancôme, Helena Rubinstein), y de esta manera poder mostrar nuestro agradecimiento. Por tu experiencia ¿consideras que estamos obrando mal? Vuelvo a repetir que es una situación especial, ya que son muchos años acudiendo al mismo establecimiento, se me olvidaba, también tenemos ese detalle con algún personal de dirección.

    Sin mas y deseando total sinceridad en la opinión que me pueda dar, se despide atentamente.

    ResponderEliminar
  9. Desde hace tiempo ando buscando la información de cuales son los hoteles "5 * Gran Lujo" en Madrid, pero veo informaciones contradictorias. ¿Se puede saber o esta denominación no existe oficialmente y se pone de forma "artificial"?

    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  10. Encuentro muy interesante su entrada y creo que es muy útil, sobre todo para las nuevas generaciones que no saben de estas cosas (hablo en general claro) y para nosotros mismos, ya que muchas veces no sabes ni que hacer.

    ResponderEliminar